sábado, diciembre 17, 2005

Prohibido fumar

Mal que le pese al sr. Wren, corren nuevos tiempos. La persecución contra el tabaco tenía que subir nuevos peldaños, y en España lo hará a partir del 1 de enero. En Nueva York, donde Auggie regenta el estanco, la guerra contra el humo ya viene de antiguo. Esto era diferente. Todavía se podía fumar en restaurantes, en el trabajo o incluso en algunas administraciones públicas. Pero todo se ha acabado y Auggie está triste porque no sabe qué ocurrirá con su estanco en el futuro.
Si el cerco se estrecha cada vez más sobre los consumidores, ¿por qué no prohíben directamente la plantación y fabricación de tabaco?, se pregunta.
Auggie ha tenido que tomar la determinación de que no se podrá fumar en este blog a partir del 1 de enero. Pero como tiene más de 100 metros cuadrados, se habilitará una sala especial para fumadores. Aquí, y aquí en inglés.

6 comentarios:

Bandini dijo...

Pues esta vez toca disentir; aceptando el derecho de los fumadores a fumar (y a arruinarse los últimos años de vida, pero eso es harina de otro costal), ya es hora de que los fumadores empiecen a sentir la presión de respetar a los no fumadores. A lo mejor ahora que ellos exigen respeto, acaban por entender el concepto.

Y no creo que Auggie esté mas triste que los directivos de altadis. Todo es cuestión de respeto; el fumador respeta, y el no fumador, ahora que tiene derechos, también.

Buen fin de semana.

Anna Blume dijo...

Todos los fumadores que conozco refienden con uñas y dientes su derecho a poder fumar. Si los no fumadores defendemos con igual vehemencia nuestro derecho a respirar un aire limpio, ellos lo ven como un ataque a su persona. En cierto modo lo entiendo: los fumadores, aunque no lo admitan, son de alguna manera enfermos, y saben que cuando no pueden fumar lo pasan fatal. Pero nadie les puso un pistola en la sien para que se fumaran su primer pitillo. No señor, ni siquiera la administración ni el gobierno, por mucho que obtenga muchos beneficios con la venta del tabaco. Cada uno tomo su decisión, fumar o no fumar. Pero ahora al menos los no fumadores tenemos una oportunidad de que se respete la nuestra.

Auggie dijo...

Esta mañana hemos discutido de todo esto en el trabajo, donde hay una 'narcosala' minúscula donde desde hace unos meses deben encerrarse a fumar quienes lo hacen. Los fumadores dicen que la ley va a traer problemas, que cómo se controla si en tu bar de toda la vida tu camarero-amigo resulta que debe prohibirte fumar a partir de ahora. Y que cómo se va a prohibir en lugares donde el humo del tabaco es algo que siempre ha estado en el ambiente: un frontón, una plaza de toros cubierta, un casino, una discoteca, una boda.
Yo creo que no va a ser para tanto. Que dentro de nada (un año, dos) nos parecera normal no fumar en esos sitios. Yo no lo recuerdo, pero seguro que antes en los cines o en los teatros se fumaba.
Mis compañeros protestan, y dicen que hasta a los heroinómanos se les suministra metadona, y que el tabaco también es una adicción. Yo no lo tengo tan claro.

LilVia dijo...

Hace menos de una semana tuve que pedirle a un señor que no fumara en la tienda donde trabajo. El tipo con un puro enorme y dejando el ambiente asqueroso fue aún más asqueroso, si cabe. Me dijo qué quién era yo para decirle que no fumara. Con la buena educación que me caracteriza le acompañé a la puerta y le enseñé dos carteles; uno de prohibido fumar y el otro (con el que no estoy de acuerdo) perros no, y le pedí que se largara. Adiós y espero que entendiera el doble sentido. Un saludo

LilVia dijo...

PD; me gustaria dejar claro que no tengo nada en contra de los fumadores. Yo mismo soy fumador, adicto desde los 14. Ahora sólo fumo un par al día y estoy intentando dejarlo. Estoy en contra de la mala educación. Un saludo

Ella imagina... dijo...

Respeto el derecho del aire limpio y puro de los no fumadores, y respeto el derecho del aire narcotizado de los fumadores... Entiendo a los fumadores, porque soy exfumadora desde hace más de 2 años. Y de un cigarrillo sólo se extrae el humo de una nada cotidiana, es una mera ficción adictiva...

Vinculos patrocinados