miércoles, noviembre 30, 2005

El limbo

Vaya, ahora resulta que el limbo no existe. Durante años (décadas, siglos) pensando que los niños que no eran bautizados acababan ahí y resulta que ahora no existe. Antes también existía el infierno (las barbaridades que han hecho los hombres por temor a ser enviados a él) y luego se decidió que no, que era broma. Ahora van a hacer lo mismo con el limbo. O eso parece. Lo cuentan Abc, La Razón, Telecinco y un montón de medios más.
Y el tema hace gracia. Por que si resulta que no existe, ¿qué diferencia hay entre bautizar un niño y no hacerlo, si ambos van a cielo (en el caso del no bautizado por misericordia divina)? Si no existe, ¿por qué no se han dado cuenta antes?
Y lo más importante. Si el infierno no existe y el limbo tampoco... ¿existe el cielo? Hombre, ya se han cargado dos de tres, así que no es como para ser optimistas.
Y eso que decían que Ratzinger iba a ser un Papa de transición. Pues igual la lía.
[Actualizo: interesante artículo en El Correo: El limbo se recalifica]

1 comentario:

Bandini dijo...

Propongo que dejen a los niños muertos sin bautizar tranquilos y que se preocupen de los niños vivos que pasan hambre, que son explotados, etc etc; una buena manera de empezar sería vender la colección de arte vaticana.

Vaya tela. Ellos si que están en el limbo; en la higuera del limbo.

Vinculos patrocinados