viernes, septiembre 14, 2007

Entrevista y nueva novela

Arturo, un atento lector, nos informa de que el último número de la revista Cahiers de Cinema - España contiene una entrevista con Paul Auster, al hilo del estreno de su película The Inner Life of Martin Frost en el festival de San Sebastián. Aún tengo pendiente hacerme con un ejemplar, pero cuando disponga de él comentaremos la reseña. En la web, de momento, no se puede consultar el texto.
Más cosas. El País publicó ayer jueves 13 de septiembre un artículo de opinión firmado por el escritor argentino Tomás Eloy Martínez y titulado "La vida interior de Paul Auster", donde confirma que Auster prepara una nueva novela. "... Sin embargo, su vida continúa como si nada pasara. Sigue escribiendo de 10 de la mañana a 5 ó 6 de la tarde en la oficina que tiene a tres cuadras de su casa. Antes descansaba de media hora a 45 minutos para comer un sandwich; ahora no se permite interrupciones, para que la historia no se le escurra de la imaginación. Come el sandwich en su escritorio o caminando de cuarto al otro.
"Ya lleva escritas poco más de 100 páginas, en las que se advierten rumbos diferentes a los de la última novela, Viajes por el Scriptorium. Antes, sus relatos obedecían a una voz dominante; ahora, las voces serán muchas, autónomas. Hay, sí, un narrador que sirve de eje a los múltiples hilos. Es viudo, tiene 72 años y vive con su hija divorciada y una nieta.
"Aunque Auster es tan renuente como siempre a hablar de lo que está escribiendo, algunos destellos de la historia se filtran en la conversación. Todo sucede una noche. Su personaje, angustiado por la muerte de su mujer, yace insomne. En la cama, imagina relatos, recuerda. Va de la evocación de lo real a la búsqueda de lo imaginario. Hasta que, de pronto, descubre que él es la imaginación de otro y que si quiere encontrar un lugar para sí mismo debe matar a la persona que lo ha creado".
Conversación entre Auster y Martínez, en La Nación. Auster trabaja en un nuevo libro

8 comentarios:

MiJacK dijo...

Justo venía leyendolo esta mañana en el bus hacia el curro y lo dejé a medias. A ver si lo termino luego

Saludos.

Auggie Wren dijo...

En primer lugar, me alegra conocer la noticia. Aunque no dice nada que no supiéramos los lectores habituales de este blog. En realidad, sí que he descubierto un nuevo detalle. No sabía que Auster fuese un escritor "de horario". En fin, ya no sé qué pensar, porque, como dijo mi venerado Chandler: "Los escritores que se ponen un horario se alejan de la inspiración, y yo me alejo de sus obras."

En segundo lugar, volvemos a lo mismo. Auster sigue dándole la vuelta al mismo trigo. Además, ¿aquello de encontrarse con el autor no lo ideó ya Unamuno? Aunque, claro está, habrá que esperar a ver el resultado.

Anónimo dijo...

Hola, qué tal. Te dejo un link de un blog que armé hace poco.

http://todobukowski.blogspot.com/

Saludos, Fernando.

MARIA AIXA SANZ dijo...

Querida "Auggie Wren":
No desprecies a Paul Auster por tener un horario para escribir, te aseguro que todos los escritores tenemos un horario, por la mañana entras en tu despacho y escribes ocho o diez horas (trabajando como todo quisqui)¿Que te crees que estamos tumbados por ahí a la bartola hasta que nos llega la inspiración? Ya que te gustan tantos las frases, ¿Conoces esta de Picasso? "La insparación cuando llegua te ha de encontrar trabajando". Por lo que veo, en realidad conoces poco lo que significa ser escritor.

Auggie Wren dijo...

A María:
Primero, no soy "Querida", sino "Querido" (vamos a dejar las cosas claras, no sea que un error tan estúpido nos prive de algo...)

Segundo, tú eres escritora, ¿no? Además dices que con un horario fijo. Es decir, que te sientas ante el folio en blanco todos los días. Llueva, haga frío, sol... ya puedes tener un brazo roto o una resaca propia de un cosaco, ya puedes tener la mente en blanco o el genio embotado, que tú te pones manos a la obra, y que no te cuenten tonterías de la inspiración.
Entonces no me queda más que declararte mi admiración, y correr en la dirección contraria a tus obras.

Por cierto, claro que no sé acerca de la profesión de escritor, pero sé mucho acerca de la de lector.

MARIA AIXA SANZ dijo...

Querido Wren:

Corre en la dirección que creas que debes correr, pero sigues sin saber nada del oficio de escritor, puedes ser muy buen lector, me entusiasma que haya buenos lectores, tal vez incluso seas un lector ideal.
Pero se hulmide y opina sobre lo que sepas, si has leído el mensaje te digo que la inspiración te ha de coger trabajando.
La de escritor es un profesión de disciplina y constancia, no hay tiempo para zarandajas. Y si supieras algo sobre los escritores conocerias que somos felices ante un folio en blanco llueva, haga sol, o viento...tal como tu dices.
Como comprenderas nadie nos obliga a serlo.
No sé si tu trabajas en algo, si trabajas seguro que todos los dias debes levantarte...
A no ser que tengas por trabajo la suerte de ser solo un lector feliz que lee cuando le apetece. Si es así mi enhorabuena.

Auggie Wren dijo...

A María:

Gracias por la lección de humildad. Pero aquí debemos recordar aquello de: "qué atrevida es la ignorancia."
Porque, aunque yo no sé nada acerca del oficio de escritor, la teoría que he expuesto no es mía, sino de un auténico escritor. Sin permiso, he parafraseado a Raymond Chandler, y te recuerdo que ese sí que fue un escritor. Y además de los buenos. Eso no lo puedes negar. Así que yo no sé, pero él sí sabía acerca del oficio de escritor.

María Aixa Sanz dijo...

Querido Wren:

Sin rencores, que te gusta tu muy admirado R. Chandler, pues perfecto, no sé porqué me haces caso. ¡Disfruta de la lectura! Que es lo mejor.
Vamos sé feliz.

Vinculos patrocinados